El acné es un trastorno de la piel que ocurre cuando los folículos pilosos se tapan con grasa y células cutáneas muertas, causando puntos blancos, puntos negros o granos. El acné es más común entre los adolescentes, aunque afecta a personas de todas las edades.

Si bien hay diversos tratamientos para el acné, este en muchos casos puede ser persistente: Los granos y erupciones cicatrizan lentamente, y cuando empiezan a desaparecer, otros parecen aflorar.

Hay cuatro factores principales que causan el acné:

  • Exceso de producción de materia grasa (sebo)
  • Folículos pilosos obstruidos por materia grasa y células muertas de la piel
  • Bacterias
  • Inflamación

El acné suele aparecer en la cara, la frente, el pecho, la parte superior de la espalda y los hombros, debido a que estas áreas de la piel tienen la mayor cantidad de glándulas sebáceas.

Algunos factores pueden desencadenar o empeorar el acné:

  • Cambios hormonales. Los andrógenos son hormonas que aumentan en los jóvenes durante la pubertad y que hacen que las glándulas sebáceas se agranden y produzcan más sebo. Los cambios hormonales durante la madurez, especialmente en las mujeres, también pueden provocar brotes.
  • Ciertos medicamentos. Los ejemplos incluyen medicamentos que contienen corticosteroides, testosterona o litio.
  • Alimentación. Los estudios indican que el consumo de determinados alimentos, incluidos los alimentos ricos en carbohidratos, como el pan y las papas fritas, puede empeorar el acné. 
  • Estrés. El estrés no causa acné, pero, si ya lo padeces, puede empeorarlo.

¿Cuáles podrían ser las complicaciones?

Las personas con piel más oscura tienen más probabilidades de experimentar estas complicaciones del acné que las personas con piel más clara:

  • Cicatrices. La piel con hoyos (cicatrices del acné) y las cicatrices gruesas (queloides) pueden perdurar mucho tiempo después de que se haya curado el acné.
  • Cambios en la piel. Una vez que el acné ha desaparecido, es posible que la piel afectada quede más oscura (hiperpigmentada) o más clara (hipopigmentada) que antes de que ocurriera la afección.

¡Controla el acné con los profesionales!

Sabemos que el acné en tu rostro puede causarte muchas molestias y, si no se controla a tiempo, puede traer secuelas que acompañarán tu rostro por mucho tiempo.

Por eso,  tenemos uno de los mejores tratamientos para controlar el acné, en el cual utilizamos nuestro Láser Bactericida que actúa sobre las lesiones activas, neutralizando los gérmenes que causan el acné. Además, mejora el proceso de cicatrización, estimulando la producción de colágeno, cerrando poros abiertos, eliminando manchas y regulando el exceso de grasa en la piel.

Si quieres información sobre este tratamiento la clínica LUMÉNIZ te invita a pasar por una consulta médica totalmente GRATUITA en nuestra sede ubicada en Av. Benavides 1967- Miraflores

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público.

Este campo es requerido.

Este campo es requerido.

¿Necesitas ayuda?