La piel se vuelve más resistente

Hidratar la piel hace que los niveles de agua de la piel estén equilibrados y que la barrera protectora se vea más fortalecida y flexible, lo que lleva a que zonas más delicadas del cuerpo, como puede ser el rostro, estén protegidas de agentes externos tales como el clima, la contaminación o el propio maquillaje. Para que esto suceda, además de beber agua constantemente, debes incorporar una crema facial tanto de día como de noche. Es aconsejable que la primera lleve SPF para protegerte del sol sin importar la época del año en la que te encuentres.

 

Previene la sequedad

Si en verano el sol es uno de los mayores enemigos para la piel ; el frío y el aire seco son sus grandes rivales en otoño. En este caso, lo mejor que puedes hacer es utilizar una crema hidratante nutritiva que intensifique el proceso reparador y regenerador de la piel para combatir la deshidratación y el aspecto cetrino del rostro. De esta forma, proporciona una sensación refrescante a medida que se absorbe sin dejar ningún rastro de grasa, solo la hidratación de la piel necesaria para mantenerla sana.

 

Mejora su aspecto

Muchas veces nos vemos con un rostro hinchado, áspero, en el que los granitos, los puntos negros, las ojeras y las manchas de la piel se notan más. Y es que la deshidratación debilita la piel y la hace más sensible a las imperfecciones. Por lo tanto, es importante hidratar la piel del rostro para eliminar la retención de líquidos que se acumula en los párpados, evitar la aparición de imperfecciones y sobre todo, devolverle su brillo natural. Todo esto se puede conseguir con una ayuda extra, la que proporcionan los sérums. Dicho producto es más eficaz para tratar problemas cutáneos específicos ya que su alta concentración de activos penetra en las capas más profundas de la piel.

 

Retrasa la aparición de arrugas

La piel deshidratada es uno de los motivos principales del envejecimiento prematuro. Al debilitarse la piel, esta se seca y pierde colágeno, lo que acelera el proceso de envejecimiento. Si no quieres que los primeros signos de la edad aparezcan antes de tiempo, no tengas miedo de usar una crema hidratante antiarrugas. Aunque la edad natural de empezar a usarla son los 30, los expertos coinciden al recomendar su uso mucho antes para hidratar la piel correctamente y prevenir así la aparición de arrugas.

LUMÉNIZ, es el primer Centro Especializado en Medicina Estética Láser. Desde 1992 brinda los últimos tratamientos corporales, faciales y laser, con lo último en tecnología, un staff médico de primer nivel.

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público.

Este campo es requerido.

Este campo es requerido.

¿Necesitas ayuda?