Las arañitas o várices suelen ser un problema más común de lo que parecen, originándose cuando al organismo le resulta imposible hacer que la sangre vuelva con fluidez al corazón, estancándose en los vasos sanguíneos, los cuales se van dilatando. Generalmente, el problema se da cuando dicha dilatación no desaparece de manera natural, propiciando que la vena se quede dilatada de manera permanente, lo cual conocemos como várices.

Las varices pueden aparecer en cualquier parte del cuerpo, siendo las piernas el lugar donde se aprecian con mayor frecuencia. Además, aparecen más en las mujeres, principalmente por el efecto que pueden causar los embarazos, al empeorar el retorno venoso.

 

¿QUÉ MOLESTIAS PUEDEN GENERAR LAS VÁRICES O ARAÑITAS?

 

Con el tiempo, las várices pueden hacerse más grandes y pueden llegar a causar hinchazón en las piernas, así como úlceras varicosas, fáciles de identificar por la pigmentación notoria en la piel. Inicialmente, pueden ser una molestia al estéticamente no ser muy bonitas y, dependiendo del caso, algunas personas podrían considerarlas como desagradables.

 

Si hablamos de casos leves, nos referimos a las arañitas, las cuales se representan por manchas rojas o azuladas debajo de la piel, las cuales pueden ser desde chicas a abundantes, extendiéndose como las ramas de un árbol. Las várices, en cambio, son azuladas y generalmente más grandes. Las mayores pueden ser similares a un cordón y hacer que la piel sobresalga.

 

En cualquier caso, muchas personas comienzan a prestar atención a las várices cuando les molestan estéticamente. Sin embargo, y aunque no se tome demasiada conciencia de ello, las várices sgvt

 

El uso del láser para eliminar las varices o arañitas es uno de los tratamientos más importantes que hoy se utilizan, sobre todo por ser mínimamente invasivo, a diferencia de otros métodos. 

 

¿Cómo funciona? Se trata de una fuente lumínica de alta intensidad que actúa como un bisturí inteligente y barre todas las estructuras indeseables o lesiones de la piel como las pequeñas arañas vasculares. Esto permite eliminar lesiones y mejorar el aspecto de la piel sin cirugías, sin cicatrices y sin riesgo de infección, devolviendo un aspecto sano de las zonas a tratar. Además, es un tratamiento rápido, ya que normalmente se necesitan de 2 a 4 sesiones para ver estos resultados, sin necesidad de tener descanso laboral.

 

Si deseas conocer más de este tema, la Clínica LUMÉNIZ te invita a pasar por una consulta con su staff médico TOTALMENTE GRATUITA en nuestra sede ubicada en Av. Benavides 1967 – Miraflores.

 

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público.

Este campo es requerido.

Este campo es requerido.

¿Necesitas ayuda?