TRATAMIENTOS CORPORALES

DERMOABRASIÓN

La dermoabrasión es una técnica correctiva que abrasa las capas superficiales de la piel. Los resultados se obtienen por acción mecánica, a diferencia de los peelings que utilizan productos químicos.


Descripción de la técnica de dermoabrasión

La dermoabrasión se lleva a cabo por un especialista, utilizando un cepillo metálico o un torno ultra fino.

El cepillo, o el torno, tienen una superficie rugosa. Giran a una velocidad muy alta y se aplican directamente a las zonas a tratar. Según los resultados esperados, el especialista puede adaptar:

La velocidad de rotación

La abrasividad del cepillo o torno

La presión que ejerce al pasar el aparato

Tras el paso del torno o cepillo metálico, las capas superficiales de la epidermis desaparecen por completo o parcialmente, lo que obliga a la piel a regenerarse. Este fenómeno es acompañado por una retracción cutánea: la "nueva" piel aparece más lisa y más firme.