TRATAMIENTOS FACIALES

PULIDO DE DIAMANTES

Nuestra piel es un tejido dinámico; esto quiere decir que constantemente genera y elimina células, manteniendo así un recambio continuo de sus componentes celulares; de tal modo que en la superficie se acumulan células muertas a manera de escamas, las cuales generan que la piel se vea opaca, no permita el paso de productos de tratamiento y el intercambio natural con el medio.


Mediante el pulido de diamantes de manera ambulatoria y cómoda logramos remover de manera efectiva ésta capa de células descamativas devolviéndole un aspecto más lozano y brillo natural.