Descripción

El tratamiento consiste en la aplicación de un haz de luz similar al láser pero más versátil y con mejores resultados. El número de sesiones puede oscilar entre una y tres dependiendo de cada persona.

Cuando las manchas son muy pronunciadas, a veces no se consigue borrarlas definitivamente. Las manchas o rojeces quedan menos pronunciadas y casi imperceptibles pero sin llegar a desaparecer completamente.

Para realizar el tratamiento con IPL la piel no puede estar bronceada. Por ello debe evitarse la exposición solar un mes antes de la realización del tratamiento.

¡Contáctate con Nosotros!

Déjanos tus datos y nos comunicaremos contigo en la brevedad posible.

    ¿Necesitas ayuda?